sexta-feira, 28 de novembro de 2008

MAGO.doc -cap.II-p.3

[…Casi diez siglos después, una mujer de descendencia indígena daba a luz a una pequeña niña en un humilde poblado, localizado exactamente donde antes se erguía aquel imperio, tan sólo recordado por los habitantes de aquel caserío. Aquella niña fue fruto de un matrimonio planeado por los hombres que fue frustrado por el destino, pues el que iba a ser el esposo de esa mujer tuvo que ir al campo de batalla para prevenir una invasión del Imperio de la Luna Nueva; por consiguiente, para desagraviar su honra, fue desposada con el hermano menor del que iba a ser su esposo, un alfarero que hacía vasijas con diversos materiales menos con arcilla. Esta niña tenía algo especial: era menuda, pequeña, con ojos grandes y verdes, con cabello liso y rubio, algo que por primera vez se veía en aquel caserío, que no fue colonizado por los españoles sino por los criollos en las campañas independentistas; por consiguiente, gran parte de su cultura y sus costumbres se mantenían aún, gracias a la espesa selva que los aislaba de la modernización que recién llegaba al país, con sus monstruos de acero que andaban por pértigas postradas en el suelo, o con la expropiación de tierras indígenas por parte de grandes terratenientes y la consiguiente rebelión de los expatriados…]

1 comentário:

Fernando disse...

Ahhh...udou de endereço...
Quem comentará no meu fotolo agora? :(

Bem, me esfroçarei pra aprender um pouco mais de espanhol só pra ler o blog...;)

Saudades hermano.